Tipos de compresores: Guía de compra 2019

tipos de compresores guia de compra

Hay tantos tipos y modelos de compresores de aire disponibles que es fácil confundirse. Y además de los muchos modelos y tamaños, hay opciones adicionales como secadores y filtros.

No te preocupes. Una vez que sepa qué buscar, comprar el compresor de aire adecuado es un proceso bastante simple y directo.

Para tomar la decisión correcta, tenemos que saber:

  •     El mejor tipo de compresor de aire para las tareas a realizar.
  •     La presión requerida.
  •     La capacidad requerida (caudal) del compresor de aire.
  •     Extras y opciones.

Existe dos grupos grande de compresores de aire: el compresor de aire de tornillo rotativo y el compresor de aire de pistón. es muy importante elegir el tipo correcto para su situación. Te daré algunas reglas básicas para que puedas estar seguro de comprar el tipo correcto.

Luego está la presión y la capacidad del compresor. Todo esto tiene que ver con el tamaño y la potencia.

Un compresor de aire demasiado pequeño no hará bien su trabajo, pero un compresor demasiado grande puede ser aún peor (piensa en: dinero malgastado en un compresor demasiado caro, mayores costos de mantenimiento, mayores costos de energía).

Por último, tenemos que tomar la decisión de si necesitamos extras como secadores de aire comprimido, filtros y cosas por el estilo.

Voy a tratar estos puntos uno por uno.

Pero primero, hablemos de lo básico: presión de aire y capacidad del compresor.

¿Qué tipo de compresor de aire necesito?

Los dos tipos de compresores de aire más populares son:

  •     Compresor de aire de pistón alternativo
  •     Compresor de aire de tornillo rotativo

Otros tipos incluyen turbo, rotativos de paletas, pero estos se utilizan principalmente para tareas específicas. Olvídate de eso por ahora, vamos a centrarnos en los dos tipos principales de compresores de aire: el compresor de pistón y el compresor de tornillo rotativo.

El compresor de pistón

El compresor de pistón comprime el aire con el uso de uno o más cilindros/pistones. Los pistones se mueven hacia arriba y hacia abajo dentro de los cilindros para comprimir el aire.

Compresores de pistón:

  •     Puede ser de baja a muy alta presión (7 – 1000 bar o 100 – 15.000 psi)
  •     Son de baja capacidad
  •     Están diseñados para uso intermitente

Los compresores de pistón son compresores relativamente pequeños. Alcanzan una potencia de hasta 10 CV (o 7 kW). A menudo se encuentran en, o se utilizan para:

  •     Talleres
  •     Garajes
  •     Bricolaje / en casa
  •     Pequeñas empresas
  •     Trabajos de construcción (clavadoras, etc.)

El compresor de tornillo rotativo

El compresor de tornillo rotativo comprime el aire mediante dos tornillos (rotores) que giran en sentido contrario dentro de la carcasa. El aire queda atrapado entre los rotores y se comprime.

Compresores de tornillo rotativo:

  •     Son de baja presión (7 – 15 bar o 100 – 215 psi).
  •     Son de alta capacidad.
  •     Están diseñados para uso continuo (24 horas al día).

Los compresores de tornillo son grandes máquinas industriales. Comienzan con unos 10 HP (7 kW) y llegan a más de 1000 HP (700 kW). La máquina más grande en la que he trabajado era una bestia de 2000 HP (1500 kW) de un compresor de aire.

Dentro de estos dos tipos de compresores podemos subdividir en los siguientes tipos

¿Sabes que tipos de compresores de aire existen en el mercado? Principalmente los podemos dividir en tres categorías que te detallo a continuación.

Compresores de transmisión directa

compresor de transmision directaLos llaman los todoterrenos ya que se adapta a todo lo que necesites.

Este tipo de compresor poseen dos tornillos los cuales comprimen el aire.

Son ideales para tareas domésticas ya que su potencia suele llegar hasta los 3hp y su tanque tiene un capacidad mínima de 25 litros.

Los compresores de transmisión directa cogen el aire del exterior y lo comprimen con un cilindro y un pistón almacenándolo en el calderín.

Además disminuyen el volumen de aire que se encuentra en la cámara de compresión lo que genera que la presión interna llegue al valor que necesitamos.

Compresores de correa

compresores de aire por correaLos compresores de correa son recomendamos para el uso en fábricas o trabajos profesionales.

Tienen un motor y un tanque donde se almacena el aire.

Los compresores a correa se diferencian de los otros tipos en que pueden comprimir el aire en dos fases: la aspiración y la compresión.

Con esta particularidad de comprimir el aire pueden generar alteraciones en el flujo.

Toman aire del exterior y las correas proporcionan un mayor rendimiento y vida útil por lo que son más recomendables para un uso de mayor intensidad en ambitos profesionales.

Compresores de membrana

compresor de membranaSe suelen usar para tareas simples y poseen una membrana accionada que está por encima del motor del compresor.

De esta manera podremos tener un movimiento de vaivén de la misma que conllevará a que la variación de todo el volumen de la cámara de compresión se deposite en las válvulas de admisión y así funcionarán automáticamente gracias al aire.

Los compresores de membrana nos permiten producir aire sin tener que ponerle aceite, al no tener este elemento el mismo no se encuentra en contacto con los mecanismos y esto lleva a que el aire posea purezas.

Se suelen utilizar para trabajos de aerografía en maquetas y piezas pequeñas, en medicina u otros que no sean complejos. Ten en cuenta que este tipo de compresor produce aire y no presión.

Cómo saber cuál es el tipo correcto de compresor de aire

Elige un compresor de pistón cuando necesites una cantidad pequeña de aire y no utilices aire comprimido continuamente (por ejemplo en un taller, para herramientas de aire).

Si tienes algunas herramientas grandes que requieren mucho aire (pero las usas sólo de vez en cuando) es mejor instalar un receptor de aire comprimido más grande que comprar un compresor de pistón más grande o incluso un compresor de tornillo rotativo.

Si el compresor permanece parado más del 60% del tiempo, lo mejor es conseguir un compresor de pistón. A los compresores de pistón no les cuesta nada quedarse parados (incluso es mejor para estos que no funcionen todo el tiempo). Pero ten en cuenta que cuando vayas a utilizar el aire del compresor, la capacidad del compresor de pistón sea lo suficientemente grande.

Si necesitas alta presión (por encima de 1500 psi), un compresor de pistón es la única manera de conseguirlo. Los compresores de tornillo sólo alcanzan un máximo de 10 bar (150 psi).

Compra un compresor de tornillo si necesitas aire continuamente. Si tiene un taller grande donde se utiliza aire comprimido todo el tiempo, o si tiene una fábrica con una o más máquinas que utilizan aire comprimido.

A los compresores de tornillo «no les gusta» quedarse quietos; se oxidan y envejecen.

Comprar tu compresor de aire

A estas alturas ya deberías tener una idea bastante clara:

  •     Qué tipo de compresor de aire es el adecuado
  •     La presión que necesitas
  •     La capacidad que necesitas.

Ahora es el momento de encontrar el compresor de aire perfecto para tus necesidades!